Después de la tormenta viene la calma, y luego otra tormenta

Elías Sánchez Morales

La otra noche mientras caminaba por la calle vino a mi mente esta conocida frase: “después de la tormenta viene la calma” (o la paz), y luego seguí pensando que de la misma manera después del frío viene el calor, luego de la sequía viene la lluvia y después de la noche viene el día. Estas frases son usadas con frecuencia para animar a alguien (o autoanimarse) que está pasando por una situación/es difícil/es, se le quiere decir con ello que “el mañana será mejor que hoy”, se le pretende infundir ánimo y hacerle anhelar lo que vendrá, algo que está en el futuro.
Sin embargo me dije: después de la calma se levantará otra furiosa tormenta, y luego del calor volverá a helar el frío, después de la lluvía la sequía vendrá a arrasar y cuando el día se acabe la oscuridad llegará a reinar, y todo esto es inevitable mientras estamos en este mundo.
Esto no lo digo pesimistamente o para desanimar a alguien, es solo que me puse a reflexionar en cómo es que hemos llegado a poner nuestra esperanza en las circunstancias, en los factores, en el ambiente; neciamente hemos llegado a creer que nos irá mejor cuando todo lo que nos rodea sea mejor y ¿qué cuando algo ande mal?
¿El mañana será mejor? Creo que lo más valioso sería preguntarnos ¿seré yo mejor mañana? ¿Dependeré de las circunstancias ó me sobrepondré a ellas?
Pienso que debemos aprender a disfrutar los momentos favorables y no desanimarnos en las circunstancias adversas. Sí esperemos mejores momentos, pero también seamos conscientes de que aquí todo es pasajero y podrían venir peores cosas.
Jesús lo puso en este orden: mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar.<Juan 9:4> Día/Noche
Y Salomón en su Eclesiastés se la pasa diciendo que todo se repite tanto lo favorable como lo adverso.
Así que no pongamos nuestra esperanza ni nuestro optimismo sobre la arena, no nos consolemos con la idea de que el mañana será mejor ni que luego habrá paz, día, lluvia. Pongamos nuestra esperanza en Dios, no en las circunstancias, aprendamos a vivir como Pablo “He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias… Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”<Filipenses 4:12,13>
Jesús dijo: Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.<Juan 16:33> Y cuando este mundo acabe entonces sí se acabará el ciclo y habrá para vivir calma, paz y día eternos.
Bendiciones

Anuncios

Experiencia

Por> Veriah Vidales

Génesis 43: 37
Yo soy una persona…digamos que me gusta mucho AFERRARME a las cosas.neon bible

Siendo la menor de 4 hermanas, para sobrevivir en mi casa y ser escuchada…aprendí de muy temprana edad a aferrarme malamente eso lo apliqué también en mi vida personal.

Así que no se me hico coincidencia que Génesis me diera la bienvenida de esta manera. En el 42:37 está Rubén aquí pidiendo a su padre que deje a su hermano menor ir a Egipto para dejar a su hermano libre… las palabras de Rubén las tomé, como Dios diciéndome a mí: “Veriah entrega eso que te preocupa, que yo lo devolveré a ti.”

Éxodo 4:21
Fui conociendo a Dios, y creando un gran RESPETO por la gran firmeza de su voluntad. Eso me llevo a EXODO 4:21 que dice así: “Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero YO ENDURECERÉ su corazón, de modo que no dejara ir a su pueblo.” Me mostró que entre preguntas también podía YO cuestionarlo y ver que me decía: ESPÉRATE Veriah, DÉJAME actuar.

Te Aseguro, que TAMBIEN lucharas con lo desconocido en la Biblia.

Levítico 19:3
Y en eso, fui sorprendida… NO POR FLORES de un admirador …ni un saludo.. ERA una invitación! La abrí y era para una cita! Decía mi nombre! Reconocí una fecha muy especial y muy especifica el 19:3 de levítico dice: “Cada uno temerá a su madre y a su padre, y MIS días de reposo guardareis…con mucho amor, YO JEHOVA VUESTRO DIOS.”

Números 22:18
Seguí ese gran enamoramiento y al llegar ya a Números, me encontré tocando la puerta de un escenario desconocido, donde vi el diálogo de Balaam con el rey Balac. RAPIDAMENTE.

Bueno fuera que yo al enfrentarme con decisiones respondiera igual que lo hizo Balam: NO ESPERAME deja consulto a Dios, y en el 22:18 les dio la respuesta final: “Y Balaam respondió y dijo a los siervos de Balac: Aunque Balac me diese SU CASA LLENA de plata y oro, no puedo traspasar la palabra de Jehová mi Dios para hacer cosa CHICA ni GRANDE.”

Deuteronomio 4:30,31
No se me hizo raro, que al inundarme de preguntas y reclamos de que “AY REPROBE un examen de MERINO! Ya estuvo que no seré doctora” o pecados que has hecho que no te dejan en paz. Este versículo me recordó QUE tan familiares eran las manos que me sostenían, dice Mi Hija “cuando estuvieres en angustia, y te alcanzaren TODAS estas cosas, SI en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios, y oyeres su voz.

Josué 10:14
Me fui rodeando en un mundo de fantasía.
De HEROES de Guerra, PELEAS, VICTORIAS, y me sentí con la valentía de preguntarle a Dios:
OYE mi Dios… TU le prometiste a ejércitos victorias…alcanzara también para mí? Josué tuvo mi respuesta inmediata pues yo reclame el 10:14: “Y no hubo día como aquel, ni ANTES ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; PORQUE Dios PELEABA por Israel.” (Josué 10:14)

Jueces 4:8
Cuando llegué a Jueces me ALEGRE! Pues Jueces me dio la MUY esperada excusa de NO ir a la escuela en el 4:8: “Si TU FUERES conmigo, yo iré; pero si NO fueres conmigo…NO IRE. (Jueces 4:8)

Rut 3:18
Al irme familiarizando con Dios y su buen sentido de humor, me sentí con la confianza de reclamarle sus promesas… llego al tiempo exacto que empezaba a leer RUT

No se diga, que este libro es un GRAN libro de AMOR, de lealtad, desinterés. YO le dije a Dios: AQUI SENOR tengo que sacar una cualidad que tendrá el hombre de MI vida… y me lo mostró como suele consentirme tanto… ME FRENE EN EL 3:18: “Entonces Noemí dijo, ESPERATE hija mía, hasta que sepas como se resuelve el asunto; porque aquel hombre NO descansará hasta que CONCLUYA el asunto HOY.” (Rut 3:18)
Efectivamente BOO le dijo eh fulano! Ven acá y siéntate hablándoles a diez ancianos de la ciudad.
Que impotencia! QUE TEMOR de Jehová! Que hasta TÚ puedes desear lo MEJOR y te quedaras asombrado de que NO pudo haber algo TAN bueno…

Samuel 12:23
Fue una admiración el ejemplo que puso Samuel como juez, y El que TENEMOS en nuestras manos como profesionales, las vidas de pacientes, de familiares no creyentes; DE AMIGOS dice el 12:23:
“Así que, lejos sea de MI que peque YO contra Jehová CESANDO de rogar por vosotros antes os instruiré en el camino bueno y recto.”

MUCHACHOS ahora es cuando, quítenle los audífonos al compañero de al lado, el celular o LO QUE hasta este punto los ha detenido de recoger este libro hermoso para leerlo.

Quiero pasarles este legado…
QUE USTEDES VIVAN cada historia con una emoción con aventura y más que nada que oren para que DIOS les haga relacionarse con CADA uno de los personajes. Sera así, más clara su voluntad para ustedes.

Les dejo con este dicho:
“una Biblia que ya esta deshojándose, representa una vida que NO lo está”

Dios les mueva y los cuide

Cómo enfrentó Jesús las tentaciones?

jesus-temptation(pppa)Ministerio Salvavidas comparte una presentación (ppt) elaborada por la Ptra. Paola García y que aborda el tema sobre cómo enfrentó Jesús las tentaciones proponiendo las cuatro claves que usó para resistirlas, basadas en la Palabra de Dios. Esperamos que sea de bendición. Puedes descargar el archivo desde aquí El método de JESÚS para soportar las tentaciones

Saludos a todos y bendiciones.

El más fuerte del mundo

Un día la piedra dijo: “Yo soy el más fuerte del mundo”. Oyendo eso el hierro dijo: “Yo soy más fuerte que tú, ¿quieres verlo?”. Entonces los dos lucharon hasta que la piedra se convirtió en polvo.

El hierro dijo a su vez: “¡Yo soy fuerte!”, oyendo eso el fuego dijo: “¡Yo soy más fuerte que tú! ¿quieres verlo”. Entonces los dos lucharon hasta que el hierro se derritió.

Entonces el fuego dijo: “Yo soy fuerte”, oyendo eso el agua dijo: “¡Yo soy mas fuerte que tú! ¿quieres verlo?”. Entonces los dos lucharon hasta que el fuego se apagó.

El agua dijo: “Yo soy fuerte”, oyendo eso la nube dijo: “¡Yo soy mas fuerte que tú! ¿quieres verlo?”. Entonces los dos lucharon hasta que la nube vio evaporar el agua.

Ahora la nube dijo: “Yo soy fuerte”, oyendo eso el viento dijo: “¡Yo soy mas fuerte que tú! ¿quieres verlo?”. Entonces los dos lucharon hasta que el viento sopló a la nube y ella se esfumó.

El viento dijo a su vez: “Yo soy fuerte”, oyendo eso los montes dijeron: “¡Somos  mas fuertes que tú! ¿quieres verlo?”. Entonces los dos lucharon hasta que el viento quedó preso entre el círculo de montes.

Entonces los montes dijeron: “Somos fuertes”, oyendo eso el hombre dijo: “¡Yo soy mas fuerte que ustedes! ¿quieren verlo?”. Entonces el hombre dotado de gran inteligencia creó maquinaria con la cual perforó los montes y derribó otros.

Acabando con el poder de los montes, el hombre dijo: “¡Yo soy la criatura más fuerte que existe, soy el rey!” hasta que vino la muerte, y el hombre que se creía inteligente y lo suficientemente fuerte,con apenas un golpe, se terminó.

En ese momento la muerte todavía esta en gran festejo cuando, sin que esperase, sino un hombre y en apenastres días de muerto resucitó venciendo a la muerte y todo el poder le fue dado en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra.

Venciendo la muerte el nos da el derecho a la vida eterna, a través de su sangre que libera del pecado, cura las enfermedades y salva la vida de la destrucción eterna.

Ese hombre es Jesús, el Hijo de Dios.

En Apocalipsis 1:17 y 18 Jesús declara: Yo soy el Primero y el Último y el que vive, estuve muerto, pero ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno. (NVI)

Deja que su gran poder te fortalezca. Bendiciones!!

Ya basta! Rompe el silencio

Por> Elías Sánchez

Sin duda alguna algo que nos caracteriza a los jóvenes, de manera general, es que no nos podemos quedar callados, aunque a algunos los caracteriza mas el hecho de que casi nunca están callados. Constantemente estamos levantando la voz, a veces muy respetuosamente y en ocasiones de manera desconsiderada, para ovacionar o para abuchear (hacer buuuuuu), sea como fuere el hecho es que siempre estamos rompiendo el silencio.

Hace unos días tuve la oportunidad de compartir un devocional con un grupo de jóvenes estudiantes de medicina que se reúnen para orar en el “brake de la oración”, y mientras meditaba en que compartir vino a mi mente un versículo muy conocido que se encuentra en el Salmo 32, y el numero 3: Mientras guardé silencio, mis huesos se fueron consumiendo por mi gemir de todo el día. (NVI)

Es interesante notar como el salmista describe la situación de depresión en la que lo había sumergido su pecado, pero puedo notar que lo que lo estaba destruyendo era su silencio.

El dice que mientras estaba en silencio se iba consumiendo los día iban pasando, podríamos pensar que a) el silencio lo estaba matando ó b) pasó mucho tiempo en el silencio.

a) NO DEJES QUE EL SILENCIO ACABE CON TUS DÍAS. El silencio lo estaba matando. El hecho de no hablar y confesar ante Dios su falta para recibir su perdón era causa de una tremenda agonía, su ánimo decaído le estaba secando los huesos (Prov. 17:22), estaba atravesando por la situación de quien “encubre sus pecados” y “no prospera” (Prov. 28:13) En su abatimiento ¿quién lo podía levantar?, no podía tener buen ánimo (Prov. 18:14) solo Dios podía ayudarlo pero no acudía a él. De la misma manera amigo o amiga no dejes que el silencio acabe con tu día, Dios nos ha dado la oración como la vía de comunicación por excelencia que nos eleva hasta Dios. No la desaproveches, hay muchas bendiciones de pormedio. Incluyendo una vida plena y una experiencia espiritual refrescante cada mañana.

b) NO DEJES QUE TUS DÍAS ACABEN EN EL SILENCIO. Pasó mucho tiempo en silencio. Tal vez sus huesos se envejecían junto con todo su cuerpo y el no pronunciaba palabra a Dios. Es lo que pasa con muchos jóvenes van creciendo y dejando la oportunidad actual de una vida plena en Cristo para “más adelante”, cuando menos cuenta te des vas a tener 25, 30, 35, 40, 50, 60 y tu tal vez sigas en el silencio. Pero no debe ser así, nuestros días no deben acabar en el silencio, ahora es el momento de romper el silencio y caer a los pies de nuestro Dios alzando la voz y haciendo que el “escuche nuestro clamor por la mañana” (Sal. 5:3), no solo por la mañana de la hora del día, sino en la mañana de tu vida, “acuérdate de tu creador en los días de tu juventud”(Ecle. 12:1) porque él dice: “clama a mí y yo te responderé”. Ahora es el momento amigos, rompamos el silencio!!!

Recuerda: “No dejes que el silencio acabe con tus días, ni dejes que tus días acaben en el silencio … ora” Elías Sánchez Morales

BENDICIONES